“Las mejores tasas de interés en 12 años para comprar vivienda”



Para el Ministro de Vivienda, este es el mejor momento para comprar casa gracias a los incentivos del Gobierno y las tasas de interés

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

El sector de la construcción no fue el mejor aliado para el crecimiento de la economía en el primer semestre. Sin embargo, la expectativa es que el segmento repunte para lo que resta del año y ayude a que el PIB crezca a los niveles que espera el Gobierno. El ministro de Vivienda Jonathan Malagón es uno de los más optimistas, hasta el punto que asegura que este es el mejor momento para comprar casa.

¿Cómo van las iniciativas que ha impulsado el Ministerio?
Me complace contarles a todos los colombianos que las medidas de reactivación que anunciamos cerca de dos meses atrás, hoy son una realidad. El Gobierno del presidente Iván Duque es un gobierno que cumple lo que promete y esta no es la excepción. En el marco del Congreso Colombiano de la Construcción, organizado por Camacol, le contamos al sector cómo estamos implementando nuestra estrategia de consolidación del segmento de la vivienda de interés social (VIS) y de reactivación del segmento No VIS.

En cuanto al segmento VIS, el Gobierno Nacional garantizó los recursos de los subsidios de Mi Casa Ya, Semillero de Propietarios y Frech VIS hasta el año 2025. El aval fiscal se aprobó el 20 de agosto y es una señal de continuidad para el mercado. En segundo lugar, el 13 de agosto expedimos el decreto que permite ajustar el tope VIS de $112 a $124 millones en 45 municipios. Con esta medida, esperamos un mayor dinamismo en el número de iniciaciones, las cuales aumentarían en 10 mil unidades entre este y el próximo año.

En esta misma línea, la concurrencia entre los subsidios del Gobierno Nacional y los de las Cajas de Compensación Familiar son ahora una realidad para los hogares con ingresos de hasta dos salarios mínimos, gracias al Decreto 1533 firmado la semana pasada. Es más, el primer hogar beneficiario de esta medida ya disfruta de su casa propia por cuenta del doble subsidio.

En cuanto al segmento No VIS, el aumento del porcentaje de financiación al 90% del valor de la vivienda para créditos hipotecarios con el FNA y leasing habitacional con entidades bancarias, sumado a la garantía del Fondo Nacional de Garantías, también es una realidad. A través de un diseño sencillo pero efectivo, logramos establecer una medida que no solo facilitará la financiación de los hogares que quieran adquirir vivienda, sino que permitirá desacumular inventarios en el segmento No VIS, mientras se garantiza la estabilidad financiera. La semana pasada, los primeros beneficiarios de esta medida recibieron su aprobación del crédito o leasing, y podrán adquirir su vivienda No VIS con facilidades de financiación sin precedentes en nuestro país.

LOS CONTRASTES

   LUIS AURELIO DÍAZ – GERENTE GENERAL DE OIKOS

“El factor de la recuperación, además de estar jalonado por unas tasas bajas hoy en día en el mercado, también se ha generado por el ajuste de la vivienda de interés social”

Por último, las facilidades de crédito constructor anunciadas también se materializaron. Hoy, los constructores cuentan con tres líneas de crédito constructor con tasa compensada de FINDETER, con recursos disponibles por $600 mil millones, que facilitarán el desarrollo de proyectos de vivienda en todo el país. El primer beneficiario de esta medida es una constructora mediana de Valledupar.

¿En cuánto va la asignación de subsidios?
Efectivamente, durante el primer año de gobierno el ritmo de ejecución de Mi Casa Ya ha alcanzado niveles récord. Desde agosto de 2018 a agosto de este año se han asignado 40.210 subsidios. Es decir, tan solo en un año se ha asignado el 51,4% de los subsidios otorgados en toda la historia del programa (lanzado en 2015). La inversión total en estos subsidios asciende a $1,2 billones.

Como ya lo mencioné, el pasado 20 de agosto fue aprobado el aval fiscal que garantiza la continuidad de Mi Casa Ya hasta 2025. La continuidad del programa no solo es una gran noticia para las familias colombianas que deseen un subsidio para la adquisición de vivienda, sino para los constructores, que ahora cuentan con la certeza requerida para lanzar e iniciar nuevos proyectos.

Las cifras del sector de edificaciones muestran señales mixtas, ¿cuál es su diagnóstico?
Lo primero que hay que tener en cuenta para entender qué está pasando en el sector edificador es que existen dinámicas diferenciadas entre los distintos segmentos de precios de vivienda. En particular, el segmento de vivienda VIS mantiene tasas de crecimiento positivas en la mayoría de indicadores, mientras que el segmento No VIS ha mostrado contracciones, con unas recientes señales de recuperación.

El comportamiento de la vivienda de interés social es bastante positivo. En efecto, las iniciaciones con corte a julio muestran un crecimiento de 19,7% en el último año. Así mismo, las ventas crecen 1,4% y los lanzamientos 1,3% durante el mismo periodo de análisis. Dado el favorable comportamiento de este segmento, lo que debemos hacer como Gobierno Nacional es mantener tal dinámica.

En contraste, la vivienda No VIS con precios entre $125 y $360 millones muestra señales de recuperación. Las ventas están creciendo 8,0% en el último año a julio y los lanzamientos de nuevas unidades se incrementan 5,9%. Esperamos que dicha recuperación se mantenga. Por último, vemos que el segmento de vivienda de alto valor se está estabilizando luego de la importante acumulación de inventarios que ha exhibido en los últimos años. El tiempo que se toma vender un proyecto ha disminuido de 18 meses en junio de 2018 a 16 meses en julio de 2019. Es necesario terminar de depurar el inventario de este segmento, ya que es el que más aporta al PIB del sector.

Las medidas de reactivación que estamos implementando contribuirán de manera importante en la dinamización del segmento No VIS.

¿Cómo funciona la posibilidad de sumar los subsidios entre el Gobierno y las Cajas de Compensación Familiar?

Si bien la existencia de subsidios ha permitido que muchos colombianos puedan convertirse en propietarios de su vivienda, los hogares de menores ingresos aun enfrentan dificultades para lograr el cierre financiero. Por esta razón, El Gobierno Nacional ha diseñado un conjunto de medidas para aumentar la progresividad de los subsidios y permitir que más personas puedan acceder a una vivienda. Entre estas medidas se encuentra la concurrencia entre los subsidios del Gobierno Nacional y los de las Cajas de Compensación Familiar (CCF).

Antes de la existencia de la concurrencia, los hogares beneficiados por subsidios familiares debían elegir entre los subsidios de las CCF y los del Gobierno Nacional, pero incluso disponiendo de estos subsidios los recursos resultaban insuficientes para que los hogares con menores ingresos pudieran obtener la financiación necesaria en el sistema financiero para comprar su casa propia. Hoy, gracias a la existencia de la concurrencia, los hogares que tengan un ingreso de hasta $1.656.232, podrán sumar ambos subsidios y recibir hasta $41 millones de subsidio para la compra de su vivienda y un subsidio a la tasa de interés.

Con la concurrencia, los hogares beneficiarios podrán acceder a instrumentos adicionales de financiación, disminuir el valor a financiar y mejorar su capacidad para recibir un crédito hipotecario, aspectos que les permitirán cumplir el sueño de tener casa propia. Ese es el caso del señor Jair Holguín, que la semana pasada se convirtió en el primer beneficiario de la concurrencia, recibiendo subsidios tanto de Comfama como de Mi Casa Ya. Hoy, el señor Jair y sus dos hijos ya hicieron realidad el sueño de ser propietarios.

¿Cuál es el mensaje que le quieren dar a los hogares colombianos que aún no sé deciden a comprar vivienda?
El mensaje que indiscutiblemente queremos transmitirles a las familias colombianas es que estamos en el mejor momento para comprar vivienda. En primer lugar, la oferta de unidades de vivienda, tanto VIS como en el segmento No VIS, es bastante amplia: según cifras de Coordenada Urbana de Camacol a julio, el segmento VIS contaba con 49.105 unidades y el No VIS con 82.533 unidades disponibles.

Sumado a esto, las condiciones de financiación son bastante favorables para los hogares que quieren adquirir una vivienda, ya que además de la posibilidad de obtener un subsidio para el caso de vivienda VIS, y de acceder a mayores montos de financiación para la adquisición de vivienda No VIS, nos encontramos en un momento en el que las tasas de interés para adquisición de vivienda se sitúan en niveles históricamente bajos tanto para vivienda VIS como No VIS, con niveles de 11,50% y 10,45% respectivamente.

En suma, este es el mejor momento para comprar vivienda porque hay amplio acceso al crédito, tenemos las mejores tasas de interés en 12 años, precios estables y un amplia y variada oferta

_________________________________________________________________________________

Tomado de: https://www.larepublica.co/economia/tenemos-las-mejores-tasas-de-interes-en-12-anos-para-comprar-vivienda-2905421

Escribanos a Whatsapp