fbpx

CONSEJOS PARA INVERTIR EN SEGUNDA VIVIENDA



Foto: freepik

Las ciudades intermedias y municipios cercanos de Bogotá como: Girardot, Flandes, Ricaurte, Anapoima, Apulo, entre otros, en los últimos años han tenido un ‘boom’ en la construcción de viviendas ideales para el descanso.
 

Lo anterior, gracias a que constructoras e inversionistas extranjeros han visto en estos municipios características ideales en temas de infraestructura, comercio, turismo y movilidad. Todo esto ha generado que se realicen importantes y grandes proyectos de inmuebles de descanso.
 

Con el crecimiento de la población, las necesidades habitacionales y de turismo que surgen día a día, los inmuebles de descanso han generado una mayor demanda en el país. Muchas personas, en especial residentes de Bogotá, adquieren una segunda vivienda ya sea como inversión a largo plazo o para disfrutarla en familia los fines de semana o en temporada vacacional.
 


 

Para la gerente comercial de la Constructora Nio, Ximena Beltrán, el tema de la segunda vivienda se puede ver desde dos propósitos, uno relacionado con el turismo residencial y el segundo como una inversión inmobiliaria que se valoriza con el tiempo.
 

En el primero, el propietario lo utiliza con un fin de pasar vacaciones, tener un espacio para alejarse de la ciudad con la familia y, además, arrendarlo en temporadas que no lo va a utilizar para que genere una rentabilidad y así lograr cubrir los gastos administrativos que esa vivienda tiene.
 

En el segundo caso, una segunda vivienda como inversión es tener el inmueble por un tiempo determinado para luego venderlo y así ganarle la valorización.
 

“Además, ahora es más asequible adquirir una segunda vivienda como turismo que hace algunos años. Hoy en día encuentra casas o apartamentos que ofrecen todas las comodidades con precios que pueden estar desde los 130 millones de pesos”, expresó Beltrán.
 

Características de la segunda vivienda
 

Si estás interesado en invertir, un tema importante es que el sector sea de un clima agradable, ya que si la quieres arrendar para temporadas o si la vas a vender en un futuro será más sencillo hacer negocios con una vivienda que esté en un clima tropical.
 

También, ten en cuenta el entorno favorable del municipio o ciudad donde quieres invertir. “Esto hace referencia a que el lugar tenga buenas vías de acceso desde su lugar de residencia, que cuente con todos los servicios públicos y que sea un entorno turístico importante”, comentó la gerente.
 

Si piensas en comprar una vivienda para arrendarla, es importante que esté ubicada en un lugar turístico o cerca de uno, esto te permitirá promocionarla más y que te lleguen más clientes para pasar fines de semana o temporadas de vacaciones. Adicionalmente, podrás ganar más dinero en el futuro cuando la quieras vender.
 

Comprar una vivienda en un conjunto residencial es una opción que vale la pena contemplar. Además de la seguridad, generalmente estos cuentan con atractivos de recreación como piscinas, zonas verdes, gimnasios, zonas húmedas, entre otros espacios que hacen más llamativo un inmueble.
 


Foto: freepik

¿Cuáles son los beneficios?
 

Esta clase de vivienda es ideal para relajarse, olvidarse de la rutina diaria y, por lo general, están ubicadas en lugares turísticos que tienen un ambiente cálido y que ofrece planes para todos los gustos y edades.
 

Otro de los grandes beneficios es que estos son una inversión a corto, mediano y largo plazo y, en muchos casos, puede llegar a costar menos que un inmueble en una ciudad y a tener una valorización alta.
 

También las personas que adquieren este tipo de vivienda lo pueden alquilar por días, semanas o meses, de este modo obtienen una rentabilidad adicional que en muchas ocasiones son utilizadas para pagar el crédito del inmueble o hacer otro algún tipo de ahorro o inversión.
 

¿Quiénes invierten?
 

Generalmente las personas que invierten en segunda vivienda son familias que están iniciando su matrimonio o núcleos ya constituidos con hijos que buscan un lugar para pasar un fin de semana o vacaciones y que desean un lugar cercano a su lugar de residencia y que no sea tan costoso.
 

También está el caso de las parejas pensionadas, que están buscando un lugar tranquilo para pasar algunas temporadas cerca de la naturaleza, con un excelente clima y lejos del ruido de la ciudad.
 

“Las personas que tienen unos ingresos medios-altos, en donde en su portafolio de inversiones quieren comprar vivienda analizan varias zonas como: la costa Caribe e incluso ciudades como Medellín y Cali, debido a que ofrecen precios cómodos y son destinos turísticos”, expresó, Germán Cortes Rincón, director comercial de la constructora Ossa López.
 

Fuente Metrocuadrado.com