fbpx

En la construcción, cada $1 invertido en el sector representa $2,5 a la economía



En junio fueron 1,45 millones de empleos los que generó el sector de la construcción. Se han vendido más de 100.000 viviendas

Allison Gutiérrez Núñez – agutierrez@larepublica.com.co

Uno de los sectores clave en la reactivación de la economía y un jalonador histórico de la misma ha sido el de la construcción, y principalmente, el de las edificaciones residenciales.

Gran parte es gracias a toda la cadena productiva que hay alrededor de este y que por lo mismo, genera altos niveles de empleos directos e indirectos.

Por ejemplo, su aporte a la economía del país se explica también en que esta actividad económica posee un multiplicador de 2,15, por lo que por cada peso que entra a incrementar la demanda final en esta actividad, la producción total de la economía aumenta $2,15. Lo anterior puede ser a través de un subsidio para la adquisición de vivienda.

Además, según el Ministerio de Vivienda, por cada iniciación de proyectos VIS, que en promedio dura cinco trimestres en proceso de construcción, se generan 1,6 empleos directos, y por cada proyecto no VIS, que dura alrededor de seis trimestres en construcción, se generan aproximadamente 2,8 directos. Asimismo, indicaron que por cada empleo directo se generan 2,2 indirectos en sectores encadenados.

Por algo, esta industria fue el primer eslabón económico no esencial en reactivarse durante la pandemia y en contar con protocolos de bioseguridad. Y, pese a la pandemia, ha generado cifras récords este año, pues se han vendido en el primer semestre más de 100.000 viviendas.

En cuanto a las actividades económicas con las cuales conecta e incentiva de manera productiva la industria de la construcción, son 34. El principal proveedor de esta industria es el sector que comercializa productos especializados para la construcción con 33,8% de participación; allí se ubican varias áreas manufactureras que producen insumos como cementos, arcillas, cerámicas, productos de hierro y acero, plásticos, productos metálicos, entre otros. Le sigue servicios financieros con 2,7% de representación y luego, extracción de minas y canteras con 1,1% de participación en la cadena productiva de la construcción.